Discursos Reales

Su Majestad el Rey dirige un discurso a la 26ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático

Su Majestad el Rey Mohammed VI dirigió un discurso a los participantes en la 26ª sesión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-26), que inició sus trabajos hoy lunes en Glasgow en Escocia.

He aquí el texto íntegro del discurso Real cuya lectura fue dada por el jefe del Gobierno Aziz Akhannouch :

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Señor Presidente,

Señor Primer Ministro del Reino Unido,

Sus Excelencias Jefes de Estado y de Gobierno,

Señor Secretario General de Naciones Unidas,

Excelencias, Señoras y Señores,

Queremos felicitar el Reino Unido por los esfuerzos desplegados en aras de conducir con éxito la organización y la presidencia del 26º período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. He aquí una ocasión para consolidar nuestro compromiso colectivo de combatir los enormes peligros que amenazan el porvenir de la humanidad.

La serie de informes de los expertos en el clima, viene a confirmar, para todo el mundo, que las previsiones más pesimistas se han convertido en amarga realidad que coloca a la humanidad ante una de las dos opciones: la rendición a la inacción auto-destructora o la sincera y decidida adhesión a las medidas prácticas y urgentes, susceptibles de crear un verdadero cambio en el seno del proceso actual cuya ineficacia ha sido probada.

La respuesta aportada universalmente a la amenaza del Covid19, ha puesto de manifiesto una serie de elementos que se consideraban como inalcanzables para apoyar la lucha contra el cambio climático. En este sentido, un conjunto de países, histórica y moralmente responsables del deterioro de la situación climática actual, consiguieron reservar enormes recursos financieros para tal finalidad. Del mismo modo, manifestaron que era posible aligerar sus actividades perniciosas al clima y al medio ambiente, sin que ello supusiera consecuencias insoportables.

En efecto, necesitamos urgentemente una verdadera voluntad política y un compromiso más equitativo hacia una amplia franja de la humanidad, que soporta las consecuencias de un sistema económico mundial cuyos beneficios no lo alcanzan de manera justa. Así pues, la débil financiación y el escaso apoyo tecnológico, en comparación con el daño climático que padece el continente africano, constituyen una flagrante materialización de las deficiencias del actual orden internacional.

Señor Presidente,

Altezas, Excelencias,

Señoras y Señores,

Confiamos en que la presente sesión pueda estimular una inteligencia colectiva mundial, que funde las bases de una comunidad humana sostenible y solidaria, enarbolando los valores de la equidad y la convivencia.

Partiendo de esta firme convicción, Marruecos consolida su compromiso multidimensional hacia las cuestiones climáticas, a través del incremento de la ambición de su contribución fijada a escala nacional para reducir los gases de efecto invernadero en un 45,5% para el año 2030, en el marco de una estrategia integrada de un desarrollo débil en carbono, en el horizonte de 2050, que tiene por objetivo la transición hacia una economía verde, en armonía con los objetivos de la sostenibilidad, consolidando la resiliencia, la adaptación y la protección del medio ambiente, que constituyen la base del nuevo modelo de desarrollo del Reino.

Con la misma determinación, Marruecos refuerza su adhesión, junto con los países africanos hermanos, para hacer frente a las destructivas consecuencias del cambio climático, mediante las iniciativas que ha lanzado para la adaptación de la agricultura, la seguridad, la estabilidad y el acceso a las energías sostenibles, amén de las tres comisiones climáticas africanas emanadas de la Cumbre de la Acción Africana, celebrada en Marraquech en el mes de noviembre de 2016.

Señor Presidente,

Son conocidos los cambios que deben ser adoptados para limitar la gravedad de las consecuencias de la crisis climática. La comunidad internacional debe salir de su vacilación, e incluso debe avanzar en la puesta en marcha de soluciones concretas, con un calendario de ejecuciones bien determinado, apoyado en una sólida voluntad política, a fin de cambiar el inquietante proceso hacia el cual se dirige el mundo.

Invitamos a un despertar de la conciencia mundial y al compromiso colectivo y responsable, para hacer frente al cambio climático, a fin de lograr un futuro mejor para toda la humanidad.

Muchas gracias.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".