Actividades Reales
Lunes 1 Agosto 2022

Su Majestad el Rey Mohammed VI recibe al Wali de Bank Al-Maghrib

Su Majestad el Rey Mohammed VI recibe al Wali de Bank Al-Maghrib

Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios le asista, acompañado por SAR el Príncipe Heredero Moulay El Hassan y SAR el Príncipe Moulay Rachid, recibió el sábado 1 de Muharram de 1444 de la hégira, correspondiente al 30 de julio de 2022, en el Palacio Real de Rabat, a Abdellatif Jouahri, Wali de Bank Al-Maghrib, quien presentó al Soberano el informe anual del Banco Central sobre la situación económica, monetaria y financiera del ejercicio de 2021.

En su alocución ante Su Majestad el Rey, Jouahri indicó que a pesar de una coyuntura internacional difícil, la economía nacional ha podido lograr un rendimiento notable en 2021, con un crecimiento del 7,9%, gracias a la campaña de vacunación, que experimentó un progreso excepcional, y al programa de recuperación económica lanzado por el Soberano, además del mantenimiento de los estímulos monetario y presupuestario y de las condiciones climáticas favorables.

Este repunte de la economía nacional ha generado un neto aumento de los ingresos fiscales, contribuyendo así a reducir el déficit presupuestario al 5,9% del PIB, mientras que la recuperación del mercado laboral ha sido sólo parcial, precisó.

Por otra parte, Jouahri subrayó que el comercio exterior registró una notable mejora y las transferencias de los marroquíes residentes en el extranjero alcanzaron un nivel récord de 93,7mil millones de dírhams, lo que permitió contener el déficit por cuenta corriente en el 2,3% del PIB. Los activos oficiales de reserva de Bank Al-Maghrib se establecieron así en el equivalente a 6 meses de importaciones. Por su parte, la inflación subió al 1,4% en lugar del 0,7% del año anterior, debido principalmente a las presiones externas.

En este contexto y para apoyar la recuperación de la economía, Jouahri precisó que Bank Al-Maghrib ha mantenido la orientación acomodaticia de su política monetaria y ha renovado las medidas puestas en marcha en 2020 en el marco de la respuesta a la crisis, contribuyendo así a la continuación de la tendencia a la baja de los tipos de interés y al mantenimiento del ritmo relativamente sostenido del crédito bancario.

También indicó que en el mercado de divisas, mientras el tipo de cambio del Dírham se mantenía dentro de la banda de fluctuación, el Banco seguía sus esfuerzos destinados a sensibilizar a los actores económicos, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, sobre los riesgos cambiarios.

Con todo, Jouahri afirmó que gracias a una movilización excepcional, bajo el liderazgo de Su Majestad el Rey, Marruecos ha logrado resistir la crisis y asegurar un retorno suave a normalidad de la actividad económica y social. Esto permitió aumentar la confianza y devolver la esperanza de recuperar, e incluso superar, los resultados económicos y sociales anteriores a la crisis.

Sin embargo, cuando el mundo se preparaba para entrar en la era post-Covid, agregó, el estallido de la guerra en Ucrania agravó las perturbaciones del comercio mundial y la subida de los precios y provocó un deterioro de las perspectivas económicas y una intensificación de las incertidumbres que las rodean.

Ante este entorno internacional, Jouahri afirmó que es imperativo que las autoridades públicas den la visibilidad necesaria para revitalizar la inversión privada y reforzar la adhesión a la acción pública. Ello requiere una mayor transparencia en el proceso de decisiones, una comunicación clara sobre las opciones elegidas y evaluaciones periódicas y objetivas de su aplicación.

Sin embargo, en muchos proyectos actuales, estos requisitos previos no se tienen suficientemente en cuenta. El caso de la reforma de la educación es un ejemplo edificante. Su aplicación ha sufrido varios cambios, lo que puede dificultar la movilización necesaria para alcanzar sus ambiciosos objetivos.

Por otra parte, Jouahri indicó que el proyecto de la generalización de la protección social, lanzado por Su Majestad el Rey, es citado hoy como ejemplo por las instituciones y los socios internacionales. Para su éxito y su finalización en los plazos previstos, es indispensable llevar a cabo los proyectos paralelos que permitan movilizar parte de los recursos necesarios, como la finalización de la reforma del sistema de compensación y la puesta en marcha del registro social unificado. Además, la reforma de los regímenes de pensiones sigue siendo parcial e incompleta, mientras que los balances financieros de algunos de ellos experimentan un preocupante deterioro.

A este respecto, especificó que los márgenes potenciales residirían también en varios proyectos que Su Majestad el Rey ha iniciado. Se trata, en particular, de la revisión del sector de las empresas y establecimientos públicos, para una mayor eficiencia y una mejor contribución a la dinamización de la inversión, y de la puesta en funcionamiento del Fondo Mohammed VI para la Inversión, que permitiría, paralelamente a la adopción del proyecto de la carta de inversiones, esperar un nuevo impulso para el tejido productivo nacional, que tanto lo necesita.

Además, y dadas las consecuencias palpables del cambio climático, el Wali de Bank Al-Maghrib, abogó por un cambio de paradigmas en materia de elaboración de las políticas de lucha contra este fenómeno. Según él, sería conveniente optar por un enfoque holístico y sobre todo firme para reforzar la consideración de las exigencias climáticas como una constante fundamental en cualquier acción pública o privada.

Por último, Jouahri subrayó que el mundo está a punto de entrar en una nueva era marcada por profundos cambios de paradigmas que las sucesivas crisis han desencadenado o acelerado. Ante este difícil entorno, recordó que las verdaderas bazas de Marruecos siguen siendo sus constantes nacionales y su capital humano. Por lo tanto, es imperativo que todas las partes concernidas y las fuerzas vivas de Marruecos se movilicen detrás de Su Majestad el Rey con un espíritu en el que el interés nacional prevalezca sobre cualquier consideración personal, categórica o partidista, y esto en vista de la tan esperada realización de la ambición de elevar al Reino al rango de los países emergentes.

Con esta ocasión, Abdellatif Jouahri entregó a SM el Rey Mohammed VI, que Dios le asista, el informe anual del Banco Central sobre la situación económica, monetaria y financiera para el ejercicio de 2021.

MAP: 30 Julio 2022