16 °C Fair Rabat

Noticias
Thursday 14 Octubre 2021

Bank Al-Maghrib mantiene su tipo de interés en el 1,5/1

Bank Al-Maghrib mantiene su tipo de interés en el 1,5/1

El Consejo de Administración de Bank Al-Maghrib (BAM) decidió, el miércoles, mantener sin cambios el tipo de interés director en el 1,5% al final de su tercera reunión trimestral del año 2021.

"El Consejo consideró que la orientación de la política monetaria sigue siendo ampliamente acomodaticia, garantizando unas condiciones de financiación adecuadas. En particular, consideró que el nivel actual del tipo de interés clave sigue siendo apropiado y, por lo tanto, decidió mantenerlo sin cambios en el 1,5%", dijo BAM en un comunicado.

Durante esta reunión, el Consejo analizó, a la luz de la evolución de la situación sanitaria, la situación económica a nivel nacional e internacional, así como las proyecciones macroeconómicas a medio plazo del Banco. A este respecto, ha destacado los importantes avances logrados por el Reino en materia de vacunación, la continua recuperación de la actividad económica y la evolución de la inflación en niveles moderados a pesar de una cierta acentuación de las presiones inflacionistas externas.

El Consejo también se informó de los últimos acontecimientos en el mercado de divisas y el impacto de las recientes intervenciones del Banco para absorber los excedentes de divisas, señaló la misma fuente.

El Consejo también observó que, tras una aceleración relativa hasta el 1,6% de media en el segundo trimestre de 2021 y el 2,2% en julio, la inflación volvió a situarse en el 0,8% en agosto en relación con el descenso de los precios de los productos alimentarios con precios volátiles. En un contexto marcado por la subida de los productos energéticos, la recuperación de la demanda interna y la acentuación de la inflación importada, debería situarse en el 1,2% para el conjunto de este año y establecerse en el 1,6% en 2022, tras una tasa del 0,7% en 2020. Se prevé que su componente subyacente pase de una media del 0,5% en 2020 al 1,4% en 2021 y que alcance el 2,1% en 2022.

Recordando que los últimos datos de las cuentas nacional del segundo trimestre de 2021 desvelan un crecimiento del 15,2% interanual, con aumentos del 18,6% en el valor añadido agrícola y del 14,8% en las actividades no agrícolas, el BAM considera que la recuperación debería continuar, apoyada por el notable avance de la campaña de vacunación, la muy buena campaña agrícola, el estímulo fiscal, así como la orientación acomodaticia de la política monetaria.

Así, según las proyecciones actualizadas de BAM, el producto interior bruto (PIB) en términos reales terminaría el año con una subida del 6,2%, revisado al alza en 0,9 puntos porcentuales respecto a la previsión de junio. Esta mejora refleja un aumento del 18,8% en el valor añadido agrícola, teniendo en cuenta una cosecha de cereales de 103,2 millones de quintales, y un aumento del 4,6% en el valor añadido no agrícola, explica el Banco Central.

En 2022, el crecimiento debería consolidarse en el 3%, cubriendo un descenso del 3,3% en el valor añadido agrícola, suponiendo una vuelta a la producción media de cereales, y un aumento del 3,6% en las actividades no agrícolas.

En cuanto al mercado laboral, los datos del segundo trimestre de 2021 muestran una creación de 405 mil puestos de trabajo en términos interanuales, cifra que se mantiene por debajo de los 533 mil activos que se incorporaron al mercado en el mismo periodo, subraya el Banco Central, afirmando que la tasa de actividad mejoró, en consecuencia, en 1,3 puntos hasta el 46,1% mientras que la tasa de paro empeoró en 0,5 puntos hasta el 12,8%.

En cuanto al comercio exterior, los datos de finales de agosto indican una aceleración general de la recuperación del comercio de bienes, prosigue el comunicado, que subraya que esta dinámica continuaría con un aumento de las exportaciones del 22,6% en 2021 y del 5,9% en 2022, favorecidas principalmente por las ventas de fosfatos y derivados y la fabricación de automóviles.

Al mismo tiempo, las importaciones aumentarían un 19,6% en 2021, reflejando principalmente los aumentos previstos en las compras de bienes de capital y de consumo, así como el incremento de la factura energética, antes de ralentizarse hasta el 4% en 2022.

Además, las restricciones sanitarias siguen pesando sobre los ingresos por viajes con una nueva caída del 8,6% hasta los 33,3 mil millones de dírhams (MMDH) prevista en 2021 tras la del 53,7% en 2020, subraya BAM, señalando que en 2022, bajo la hipótesis de una reducción significativa de estas medidas, estos ingresos crecerían hasta los 60,7 MMDH, un nivel que sigue sin embargo muy por debajo de los 78,7 MMDH registrados en 2019.

Por su parte, tras un aumento del 4,9% en 2020, las remesas de los marroquíes residentes en el extranjero (MRE) mostrarían una importante progresión del 27,7% en 2021 para alcanzar un récord de 87 mil millones de dírhams, antes de caer un 5% hasta los 82,7 mil millones de dírhams en 2022. En estas condiciones, el déficit por cuenta corriente pasaría del 1,5% del PIB en 2020 al 2,5% en 2021, antes de reducirse al 1,4% en 2022.

En cuanto a los flujos de inversión extranjera directa, deberían oscilar en torno al equivalente al 3% del PIB durante el horizonte de previsión.

En lo referente a las condiciones monetarias, el tipo de cambio efectivo real debería terminar el año con un aumento del 0,4%, como consecuencia de la apreciación nominal del dírham y de un nivel de inflación nacional inferior al de los socios y competidores. En 2022, debería depreciarse un 1,9% en relación con la disminución del valor nominal de la moneda nacional.

En cuanto al crédito bancario al sector no financiero, su crecimiento se desaceleró ligeramente hasta el 3,3% en el segundo trimestre, reflejando en particular la desaceleración de los préstamos a las empresas privadas no financieras tras el fin de algunos de los programas de apoyo lanzados en 2020 en respuesta a la crisis de Covid-19. Se espera que termine este año con un aumento del 3,7% y que luego suba un 3,8% en 2022.

En cuanto a las finanzas públicas, la ejecución presupuestaria al final de los ocho primeros meses del año muestra un déficit de 48,8 mil millones de dírhams, lo que supone un aumento de 2,2 mil millones de dírhams de un año a otro.

Los ingresos ordinarios mejoraron un 9,3%, impulsados por el aumento de los ingresos fiscales de todas las categorías de impuestos, excepto el impuesto de sociedades, que disminuyó.

MAP: 13 Octubre 2021